03:57h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

QUERIDO BILL, QUE ESTÁS EN EL CIELO…

No han sido la desidia ni tampoco la dejadez las que han propiciado mis faltas prolongadas en estos textos en las ultimas semanas. Se lo juro. Simplemente, aparte del consabido refresco para las líneas, tenía un interesante overbooking con el que lidiar y no sabía muy bien por donde empezar. Me decido por lo obvio por que el hábitat que mas me gusta es la carretera.

Así que allá vamos.

Regreso tras una obligada ausencia al bocho, y cuando entro evoco toda una parte de mi vida de conciertos y festivales. Me aferro a mis señas de identidad en la ciudad, el Carlton y Federico Moyua, el Kafe Antzokia (estos días acartela a ¡Riot Propaganda y The Darkness el mismo fin de semana¡) y los bares y casi sin darme cuenta vuelvo a pensar en Mike Ness y la anécdota del profiláctico. La cosa tiene su miga así que dejen que les cuente.

Ocurría que Social Distortion tocaban allí y cuando estábamos viéndolos alguien arroja un condón inflado al escenario. Ness ni se inmuta y saca una navaja automática del bolsillo. La monta, pone cara de estrella de cine de los 50´s, pincha el globo y todo se acaba. Segundos si, pero en mi vida he visto nada más impresionante. Puro RockNRoll amigos. Ahí queda eso.

Esta vez mi objetivo principal es el edificio que Frank Gehry diseñó para la Avda  Abandoibarra cambiando para siempre, y para bien, la fisonomía de la ciudad. El más grande video-artista de todos los tiempos tiene parada allí con una retrospectiva que solo se puede calificar de brutal. Bill Viola de todos los santos está en el edificio. Caramba.

La expo hace un recorrido por toda su carrera, si no le conocen soluciónenlo ya me lo agradecerán, incluyendo gran parte de su obra. A mi que me atrapa de todas formas posibles el poder ver todo el material que está reunido allí junto, me parece casi un sueño.

“Four Songs”, “The Greeting”, la increíble “The Veiling”, “Fire Woman” (como el tema de Astbury y cia), “The Inocents” y muchos más. No hay palabras queridos.

Cubriendo toda su carrera la muestra, cito textualmente, desnuda el alma del hombre a través de cuarenta años de carrera. Impecable.

Déjense de zarandajas y busquen sus colaboraciones con, pongamos por ejemplo, Nine Ich Nails y ya verán que pasada.

“La belleza no mira solo es mirada” Einstein dixit.

Amén.