La startup malagueña YAMI, nacida en la incubadora de empresas Demium Startups, presenta un proyecto pionero en España, una solución que pretende convertirse en la alternativa definitiva a llevar el tupper a la oficina. Yami inventa un modelo sostenible donde el usuario ahorra tiempo y dinero y apuesta por los establecimientos locales y la comida sana y no precocinada.

En la actualidad, Yami ya cuenta con más de 50 restaurantes asociados en la ciudad de Málaga. En el año 2019 realizará su salto a Madrid y a otras capitales españolas.

Platos recién hechos para recoger

Con Yami el usuario tiene acceso a más de 50 restaurantes locales donde elegir qué plato comer cada día. El usuario puede comprar platos por menos de 5€, consiguiendo un ahorro de más del 40% en su factura sobre el precio de la carta.

A diferencia de los servicios de entrega de comida a domicilio, en Yami el usuario recoge el plato en el restaurante, apostando por un modelo más sostenible que elimina el servicio de transporte y potencia comprar en establecimientos de proximidad.

Nuevo negocio para los restaurantes locales

Yami ofrece a los restaurantes un nuevo canal de venta, que permite dar salida a sus productos los días de menor ocupación, de lunes a viernes. Además, la aplicación ofrece al restaurante una plataforma de gestión de pedidos sin costes.

Detrás de Yami

Yami es una startup malagueña nacida dentro del programa nacional de incubadora de empresas Demium Startups. Detrás de Yami hay tres jóvenes con un amplio recorrido en el desarrollo de soluciones TI.

Cristobal Froufe, desarrollador web con 10 años de experiencia en la industria de Tecnología de la Información; Ismael Cruces, quien ha trabajado como experto en marketing digital en varias startups en ciudades como Nueva York, Ámsterdam o Kuala Lumpur; y Guillermo Morcillo, fundador de varias empresas de base tecnológica.

¿Cómo funciona Yami?

Yami ofrece una plataforma intuitiva y rápida de intermediación entre clientes y restaurantes, disponible en su web

1. Los restaurantes publican los platos que ofrecen en la plataforma Yami.
2. Los clientes eligen el plato que les apetece comer.
3. Yami se encarga de gestionar el pago y los pedidos.
4. Todos los pedidos llegan cada mañana al restaurante, antes del horario de apertura.
5. Los clientes recogen su plato a la hora seleccionada directamente en el restaurante.

Andrés Grande
"Es una vida muy penosa tener que enfrentarse cada día con una hoja en blanco, rebuscar entre las nubes y traer algo aquí abajo" Amante de congelar el tiempo

Reflexión sobre el cáncer

Artículo anterior

El famoso huevo de Instagram, una campaña de salud mental

Siguiente artículo

Puede que te interese

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Sociedad