Como soy un poco lerdo me confundo en una rampa y me pierdo a Xoel Lopez, así que cuando me quiero dar cuenta Sidecars están a por ello en el enorme escenario de la plaza. ¿No les extraña el tiempo?, es increíble que esté haciendo más calor que algunos días del ya fenecido verano por lo que, por si alguien tenía alguna duda, la noche benigna ayuda al ya de por si abarrotado evento a transformarse en otro llenazo antológico. Los de Alameda de Osuna arrastran la convalecencia de Juancho y su pierna de forma admirable. Tras unos días apartado del lio de los concis, el hombre no parece tener problemas para sacar adelante el bolo desde que sale apoyado en un bastón (no les mentiré: un servidor pensaba que estaría obligado a estar en una silla en las tablas). Desde que abren con “Cuando Caigas” al ultimo “Contra las cuerdas” el set-list es de órdago (“Fuego Cruzado”, “Costa da Morte” etc) aunque por supuesto, es “Fan de Ti” la más celebrada. El idilio de la banda con la ciudad, hace unos meses hicieron sold-out cantadisimo en su comparecencia en la Sala B del C.A.E.M. es total, y el personal canta hasta dejarse la garganta unos temas que adora. Los flashes que me llevo, Ramiro Nieto convirtiéndose en el triunfador de las individualidades de la banda con sus bailes atómicos y su apoyo desde la parte de atrás del escenario en forma de multi-instrumento, el emotivo pasaje de presentación de la banda, y esa frase, “Me quedaría a vivir en Salamanca” que suelta el líder de la formación y a poco hace que lo canonicemos, es poco bagaje para que se hagan una idea de lo que pasó. Es verdad que Tequila, que Pereza y que si me apuran hasta Burning planearon por encima, pero tampoco es menos cierto que lo hicieron a lo grande con un grupo en estado de gracia en lo suyo. Impagables.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.