Foto: Victor J Fry

Me enchufo al camerino de la banda recién bajadas del escenario. Acaban de asaltar el escenario del Patio Chico con un concierto de alto octanaje y lo saben. Hora de charlar con ellas…

Paco Jiménez: “Incoming…” ya es historia…¿cómo va el nuevo álbum?.

Agoraphobia: Pues va DPM. Está acabado. Está listo. Podríamos tocarlo hoy, pero estamos esperando a que salga el disco para empezar en octubre, que es cuando tendremos el físico, la nueva gira empezará, etc… En la actuación de hoy colaremos dos temas nuevos, nos encantaría poder adelantar más, pero no podemos. El nuevo disco vendrá en todas los formatos, digital por supuesto, y físico, porque lo sigue comprando la peña.

P.J: A pesar de estar con el álbum habéis salido a la carretera con el “Incoming Noise Tour II…

A: Teníamos claro salir a la carretera. Era un alimento básico para cualquier grupo. Al princio agobia un poco por todo el curro, pero después te das cuenta de que es necesario salir a la carretera para llegar al estudio con fuerzas y dar lo mismo que en los directos. Cuando estamos más de un mes sin salir de gira se nos va la olla. Es una amargura… (ríen) Las pausas que hacemos son por trabajo, como componer, o grabar…

P.J: Hace unos días os han señalado como una de los grupos imprescindibles herederos del movimiento Riot Grrrl en el país. ¿Estáis a gusto dentro de esta etiqueta?

A: Realmente no nos sentimos súper identificadas. Como personas, somos feministas. Sin embargo, esa etiqueta (Riot Grrrl) aglutina cosas muy dispares, que, si bien es cierto que ayuda a dar visibilidad,  a la vez margina y separa a las mujeres como tal.  La gente y los medios se equivoca al crear un género de música de “mujeres”. Esto lo vemos cuando en, entrevistas, o artículos nos engloban con otros grupos de mujeres con los que no tenemos absolutamente nada que ver. ¿Es esto algo positivo? O más bien, ¿una discriminación “positiva”? Al final molesta cuando se nos categoriza por nuestro género, y no precisamente el musical. Es una cosa que creemos que causa confusión y marginación. Al final, lo único que importa es la música, eso es lo más importante, independientemente de lo que seamos. Esto es lo que hay que reivindicar.

P.J: De cara a subirse al escenario…¿estáis mas a gusto en salas o preferís los festivales?

A: Depende del catering (ríen). Nos gustan las dos cosas. Pero, nos encantan las salas: nos mola mucho tener el público delante. Nos pone. Sin embargo, el estar arriba en un festival también tiene lo suyo… Lo que nos encanta es que sea un despiporre, que suene altísimo, y eso en sala es una gozada…

 

Paco Jiménez
El Rock n Roll es más grande que la vida

Crónica: Segunda jornada del FÀCYL

Artículo anterior

Crónica: Tercera jornada del FÀCYL

Siguiente artículo

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese