Los detectores de metales son más conocidos por los cazadores de tesoros, quien adquiere uno se imagina encontrando un gran tesoro escondido en el interior de la tierra. Sin embargo, existen muchos otros usos de este fantástico aparato, aparte de buscar grandes tesoros.  Y aunque parezca que en pleno siglo XXI, ya no estén tanto a la orden del día, no es así.

De forma más realista, poca gente gana grandes cantidades de dinero buscando metales. Muchas veces suelen aparecer envases de latas, anillas, o incluso tapones de chapa de botellas. A veces, el cazador encuentra algunas monedas o incluso alguna cadena de oro. Hay que tener en cuenta que los detectores de metales están prohibidos en según qué zonas y comunidades autónomas.

En muchas playas de España sobre todo se ven a personas con un detector de metales para buscar oro en busca de pequeñas joyas que se hayan perdido en la arena, estropeando el descanso de muchas personas. Existen algunos modelos que también son sumergibles y sirven para expediciones bajo el agua.

Un uso más industrial del detector de metales sería en la industria alimentaria. Estos aparatos se utilizan para detectar cualquier metal que se pueda encontrar por error dentro de los alimentos y superar los controles de calidad establecidos.

Como medida de seguridad también se utilizan los detectores de metales, ya sea en aeropuertos, estación de trenes o instituciones. Estos controles se realizan a menudo con máquinas más grandes o con aparatos que llevan los propios policías. Estos tienen gran intensidad y pueden detectar diferentes tipos de metales.

El mejor detector de metales es el que mejor se adapta al uso que se le quiera dar. Si es para el ocio, hay que tener claro el lugar de la expedición, ya sea por tierra o bajo agua y la profundidad a la que llegar. Dependiendo de estos factores, el precio variará lo cual es algo a tener en cuenta en un detector de metales.

Manuel Fernandez
Nunca he sabido muy bien cómo definirme, pero usaría determinación, positividad y trabajo.

    Según Google, el Huawei Mate 30 no podrá venderse con Android

    Artículo anterior

    Dos investigadores de la Universidad de Salamanca consiguen 2.5 M€ de financiación

    Siguiente artículo

    Puede que te interese

    Comentarios

    Deje su respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Más en Gadgets