Entretenimiento

El Hurakan revoluciona la televisión

0

Hace una semana, la televisión de mi salón estalló a cada paso de Espe «Hurakan» Bastida. ¿Lo mejor? Estaba oyendo que el vecino también la tenía en pantalla. Mis amigos, familiares, alumnos, compañeros, todos sintonizados. Mi orgullo de salmantina afincada en Alcalá latía a 120 dB, con lágrimas en los ojos e incapaz de poder estar sentada. Yo bailaba con ella, con JLo, con Whitney, con media España.

Y es que me refiero al segundo programa de «The Dancer», un nuevo formato de talent show de baile que nos ha decepcionado a todos cuando vimos el juicio al mejor número de la historia de Hurakan. Un mash-up de las divas de la música (muy buena elección, por cierto), TRES cambios de vestuario, una puesta en escena y una ACTITUD que poco se ve en este país.

Resulta que hay un jurado que, paradójicamente, no tiene ni voz ni voto (más allá de un pase directo otorgado solo con el beneplácito del público). Por si fuera poco, la responsabilidad recae en este mismo público que lo poco que habrá podido bailar será el perreo de las noches de agosto en la fiesta del pueblo. Bueno, sabes a lo que te expones. Mientras este jurado especializado y realmente excelente les pedía a voces que dieran al botón que permitía el pase a la siguiente fase, la gente tenía las manos ocupadas aplaudiendo a Hurakan. Desgraciadamente , y a un 71% de los votos, el espejo no se abrió. Los ojos del jurado y de los  presentadores se salían de las órbitas al ver que esta «bestia parda» se retiraba con el corazón roto. Me da que la peña no ha entendido las instrucciones.

Y aquí tengo que hacer un parón para explicar por qué hago este artículo.

Todos los que me conocen y me siguen en RRSS saben de sobra que soy fan máxima de Hurakan desde hace eones, porque es mi amiga y mi icono. PERO, yo no vengo aquí a contar su historia, ni a darle mi bendición porque la quiera más que a nadie. No es mi estilo ni el suyo (de hecho siempre nos hemos dicho las cosas sin filtro, y por eso está en mi vida).

Por la misma razón, ella tampoco vendió su historia personal (ni le hacía falta). Contó su CARRERA PROFESIONAL, que empezó desde que sabía andar. Esperanza Bastida NO HA HECHO otra cosa en su vida que no fuera bailar. Y no necesita adornar su presentación con el drama que todos podríamos contar porque A MUY POCOS les han puesto las cosas fáciles en la vida. Es muy fácil atacar al corazón con la narrativa, pero ella nos revolucionó con su arte (que es de lo que se trata).

¿Qué quiero decir con esto? Si a mí me venden un programa de danza, espero ver PROFESIONALES, no historias que ya me las sé. Sin desprestigiar a los que sí entraron, a los que les doy la mayor enhorabuena, hubo alguna cosa donde lo que se vio fue de todo menos baile. Ella entró en modo huracán, que es lo que es en la vida real; pero parece que es necesario cumplir con ciertos estereotipos emocionales para poder conseguir avanzar en tu carrera dentro del escaparate de la televisión.

PERO creo que a Hurakan le ha salido bien la jugada. Todo llega y la justicia poética se hace realidad cuando, después del programa, Internet arde en llamas en su defensa. En el momento en el que tienes unos buenos memes en twitter, ya está todo hecho. Y es que Instagram, Twitter, Facebook, TikTok, El Confidencial… todos denuncian lo ocurrido en el programa. Y creo que precisamente algo en principio «malo», ha llevado a este mujerón a lo que necesita. Gracias a ella, no la televisión sino TODA ESPAÑA ha valorado el trabajo real de un bailarín, dejando claro lo injusto de la industria.

Se ha cerrado una puerta (en este caso un espejo) pero se ha abierto la veda de la verdad capitaneada por el mesías Hurakan. Esto es solo el principio, porque muchos seguirán tu ejemplo. Todos estamos orgullosos de lo que has hecho, los que te conocíamos y los que te han conocido ahora.

Enlace del programa aquí

 

El mundo aun no está preparado para todo tu potencial, por eso ha caído rendido a tus pies

 

Victoria Mesonero
Llevo una doble identidad: wonder profe y traductora de día, músico y chica Bond por la noche. Invocadora de tormentas y señora de Robert Downey Jr. Adicta al menta-choc, tanto que quisieron llevarme a rehab y yo dije: no, no, no.

¿Cuál es la clasificación actual de los seres vivos?

Artículo anterior

CRÓNICA | Bely Basarte en Salamanca

Siguiente artículo

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *