La pandemia del COVID-19 ha desatado una profunda crisis a todos los niveles. La expansión de la enfermedad no solo ha dado un vuelco a la economía o la forma de trabajar de las empresa; también ha trastocado el modelo negocio de muchas industrias, como aquellas vinculadas a la complicada situación sanitaria que vivimos. En este sentido, la empresa de consultoría tecnológica española atSistemas ha desarrollado un sistema basado en inteligencia artificial para la compañía de servicios funerarios Áltima que permite prever el impacto de la enfermedad en este sector.

Las tecnologías digitales han puesto de manifiesto que en condiciones adversas son capaces de ofrecer el equilibrio y flexibilidad necesarias para convertir a las empresas en ecosistemas sociales capaces de contribuir al crecimiento económico y social. Los últimos avances en inteligencia artificial permiten anticipar tendencias futuras de una forma más precisa que los modelos estadísticos tradicionales, facilitando al equipo gestor de las compañías la toma de decisiones eficaces para la administración de los recursos y la selección de alternativas.

En este sentido, la tecnología desarrollada por atSistemas permitirá a Áltima anticipar de forma más precisa la demanda de sus servicios para poder ajustar las capacidades internas de forma adecuada ante futuras oleadas de la pandemia sanitaria del COVID-19. Las tecnologías de IA se han utilizado en conjunto con productos de Microsoft como PowerBI, para dotar a la compañía de capacidades de predicción avanzadas, de forma que estén más preparados ante futuros brotes de la enfermedad.

Las limitaciones de los sistemas tradicionales están siendo superadas gracias a las sofisticadas técnicas de inteligencia artificial y machine learning, mejorando las capacidades predictivas de los sistemas estadísticos.

Maria González
De pequeña leía el periódico junto a mi padre, ahora redacto junto a mis compañeros. Aficionada del motor y la naturaleza.

    El ambicioso plan de Apple para ser totalmente neutra en carbono en 2030

    Artículo anterior

    El ajo y la literatura vampírica

    Siguiente artículo

    Comentarios

    Deje su respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Puede que te interese

    Más en Tecnología