La Universidad de Salamanca, con 800 años de historia, ha recibido este jueves la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) por su «extraordinaria contribución al conocimiento y desarrollo de la ciencia».

La máxima distinción que concede el CSIC ha sido recibida por el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, de manos de la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, y del secretario general de Coordinación de Política Científica, Rafael Rodrigo

Rivero ha dicho que es el «modesto portavoz de una tradición de generación del conocimiento de hace 800 años». Una tradición «de mujeres y hombres que han dedicado sus vidas a crear y desarrollar ideas» y cuya importancia subraya la Medalla de Oro del CSIC, con la que su universidad mantiene una «colaboración profunda».

Resilencia contra todas las adversidades

Además, ha hablado de los «trabajadores de la ciencia», de quienes destacó su «resiliencia contra todas las adversidades» -entre las que citó la devaluación de la financiación o la burocracia-, y ha señalado que gracias a ellos «sigue desarrollándose mucha y buena ciencia en España».

La presidenta del CSIC, por su parte, ha dicho que la antigüedad y pervivencia durante ocho siglos «bastan para atestiguar» los méritos de la Universidad y que «la excelencia científica es una de sus notorias cualidades».

Menéndez, la primera mujer presidenta del CSIC, destacó un hecho que «debe colmar de satisfacción» a la Universidad de Salamanca y es que en sus aulas Beatriz Galindo y Lucía Medrano fueron «posiblemente» las primeras alumnas universitarias del mundo.

Además, Medrano fue, «casi con completa seguridad», la primera mujer que dio clases en una universidad y lo hizo en Salamanca, en plena época renacentista hace hoy más de cinco siglos.

La presencia de la mujer en la ciencia y la tecnología es un tema importante para esta institución académica, «un terreno en el que estamos trabajando mucho», ha explicado a Efe el vicerrector de promoción y coordinación de la Universidad de Salamanca, Enrique Cabero.

Al igual que está generando proyectos específicos para la difusión de la ciencia y la tecnología no solo entre los estudiantes de bachillerato, sino también entre los de Educación Secundaria Obligatoria.

Cabero ha considerado un «gran honor» recibir la Medalla de Oro del CSIC y un reconocimiento a ocho siglos continuados de «creación de ciencia y de conocimiento» en español.

Después de la NASA

Esta es la segunda vez que el CSIC concede su medalla de oro a una institución, tras la que recibió la NASA en 1999.

La Universidad de Salamanca fue junto a las de París, Oxford y Bolonia fue una de las primeras europeas y hoy en día es la única española que ha mantenido su actividad a través de los siglos.

Sus inicios están ligados al rey Alfonso IX de León, quien quiso tener estudios superiores en su reino y por ello creó en 1218 las «scholas Salamanticae», germen de la actual universidad, según explica la institución en su página web.

Entre las personalidades que han pasado por sus aulas destacan fray Luis de León, el creador de la primera gramática en español Antonio de Nebrija, o el escritor y pensador Miguel de Unamuno. En su claustro de doctores figuran premios nobel como Severo Ochoa, Mario Vargas Llosa, José Saramago o Paul Nurse.

Maria González
De pequeña leía el periódico junto a mi padre, ahora redacto junto a mis compañeros. Aficionada del motor y la naturaleza.

    Enormes tecnológicas se alían para crear la criptomoneda número uno del mundo

    Artículo anterior

    Análisis: Xiaomi Mi Band 4, una evolución lógica

    Siguiente artículo

    Puede que te interese

    Comentarios

    Deje su respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Más en Salamanca