Hace apenas 3 años me embarqué con el co-capitán de esta casa en este proyecto. Desde entonces, no hemos parado de celebrar éxitos. Empezamos con un blog simple, de esos que cualquiera puede crear en apenas dos minutos. Estábamos contentísimos, Visto de Otro Lado empezaba a andar de la mano de dos chavales de 13 años. Fue inesperada la creación de VDOL Radio varios meses después. Ahí descubrí una de mis grandes pasiones a la que tuve que decir “hasta pronto” hace unas semanas, luego les explicaré el porqué. La radio me ha dado voz y nos ha subido hasta lo más alto de las radios españolas permitiéndonos estar en las emisoras de cantidad de provincias, tocando hasta el continente americano. Nuestra incorporación en plataformas de noticias tecnológicas ha sido más que un sueño. Sin duda, el detonante de todo éxito que ahora esta revista digital pueda tener y no puedo parar de expresar mi agradecimiento a aquellas agencias que nos dejaron entrar en su casa.

En marzo nació vistodeotrolado.com tal y como lo ven ahora. Desgraciadamente, vistodeotrolado.com no estaba así cuando iniciamos el proyecto, por lo que hubo que echarle horas. Después de meses de mucho trabajo empezó a parecerse a lo que ahora ven y finalmente abrimos las puertas del portal que les permite leer este post. Por otro lado, cuando ya le estaba cogiendo la técnica al mundillo radiofónico, el 23 de enero recibí una noticia que me llenó de emoción, y a día de hoy todavía no he encontrado palabras para expresarla. La archiconocida Fundación Amancio Ortega me vio como un buen candidato para disfrutar de una de las 500 becas académicas que ofrece. Lo que significaba vivir el próximo curso en Estados Unidos o Canadá. Perplejo. Así me quede al recibir la noticia. En enero, “el próximo curso” caía lejos, faltaban 9 largos meses por delante. Ya habría tiempo para pensar en ello.

Ahora es el momento. A 1 mes y medio de poner comienzo a mi periplo por la otra punta del mundo, empiezo a echar de menos la radio. Va a ser inviable continuar con VDOL Radio este próximo curso académico. Por eso, los mandamases de esta casa decidimos poner un punto y seguido al proyecto radiofónico. Les aseguro que volveremos, y con muchísimas más fuerzas. Esta casa seguirá abierta, faltaría más, y con ella las reflexiones de los grandes colaboradores: Paco, Victoria, Roberto y Antonio, además de todo el equipo de redactores de esta publicación. No sé qué haría sin vosotros. Lo más grande que me ha dado este mundo, es conocer gente, gente impresionante con la que nunca imaginé que iba a compartir momentos tan únicos. (Gracias, gente del Foso)

¿Qué hago ahora? Julio avanza a pasos flemáticos, por un lado, deseo con toda mi alma empezar mi aventura, pero, por el otro, pienso en lo cómodo que estoy en mi zona de comfort. Y es que nunca había pensado en ella, pero existe, vaya que si existe. A partir del 28 de agosto la echaré de menos más que a nadie, y eso que acabamos de conocernos.

Los pensamientos, ambiciones, e ideas no dejan de retumbar en mi cabeza. Cualquiera que me conozca sabrá que no puedo estar conforme ni tranquilo. Siempre tengo que estar pensando en nuevas ideas y proyectos. Lo siento muchísimo, Andrés, y todos a los que arrastro a mi paso. Ya sabes que cuando se nos antoja algo, no hay quien lo pare, esa revista impresa nos espera en unos meses.

Espero que con estas palabras, hayan podido comprobar por qué, en pleno julio, no tengo tiempo.

Seguimos hablando.

 

 

 

Nos vemos en Twitter, Instagram o mándame un email a jorgevicente@vistodeotrolado.com

 

Sobre El Autor

Jorge Vicente

No importa de dónde vengo ni a dónde voy, sino lo que hago y porqué. Amante incondicional de la tecnología, el arte, y, el invierno.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.