Lo admito señor juez: es la verdad. Soy culpable de ser fan de (glupss, ay madre que sofocón) NCIS Los Angeles. Cuando lo hablo con los amigotes, unos listos que miran a los que no saben quien es Kurosawa por encima del hombro, se parten de risa. Y reconozco que la cosa tiene tela, por que todo es un desastre con esa serie (crecí con LLCool J y sus canciones y ahora verle hacer de recto ex-oficial seal, o lo que sea, hace que me parta de risa). Pero a mi lo que me atrae de todo ese desaguisado (esos actores ¿por que?) es la relacción entre Kensi y Deeks, los roles de Daniela Ruah y Eric Christian Olsen que son cuñados (¿…?) en la vida real, por increible y chiflado que les parezca. Me hipnotiza mirar a esos dos y alcanzo algo parecido a la paz cuando lo hago, lo crean o no.

Toda esta especie de prologo viene a cuenta de que quiero que entiendan que bebo agua de los charcos y me tropiezo constantemente con los cordones desatados de los zapatos que llevo, y que, al lio hombre, no soy ningún gourmet/entendido en cuestiones catodicas y del septimo arte. Simplemente me limito a tener mi adicción al tema visual lo más controlada posible, por que sino estaría ya en la ruina. Pero miren por donde hace unos años me encontré, de casualidad como casi todas las cosas buenas de la vida, con unos tios que si que sabían tras de lo que andaban en esos menesteres.

La primera vez que vi el fanzine me dejó shockeado. Yo había hecho muchos, por culpa de leyendas como Sniffin Glue, en los 80´s (todavia conservo alguno como reliquia de tiempos pasados). Eran chapuzas en blanco y negro riguroso, a base de robar fotis y articulos que fotocopiaba (en serio, se hacía esto se lo juro) en la tienda de turno y que vendia/regalaba a colegas y familia a destajo.

Pero este era espectacular. Y se ocupaba de cine que nunca salía en la prensa ¿sería?.

Buena y lujosa impresión, contenidos alejados de blockbusters y comercio, articulos eruditos de personal entendido, labor de rescate de actores directores y peliculas, y por encima de todo planeando: amor, pasión y buen hacer. Tuve la suerte de presentar, en mi late-show o en noches exclusivas, casi todos los numeros y me sentí un privilegiado por poder ser un poco participe de todo ello. Gracias a esos numeros salieron discos y pelis,concursos de relatos y cuentos, se hicieron festis de música y la ciudad ganó una muestra anual llena de cine underground y poco convencional (¿para quién?, para mí, no). Era el advenimiento del mejor fanzine cinefilo de la historia (en mi humilde opinión se merienda a todos los demás sin bajarse del autocar). Era la llegada de Exhumed Movies.

Ahora dentro de unos días los tipos que, en mi opinión, hacen la mejor revista de cine del país (simpre lo diré a quien quiera oirme: es la mejor) vuelven a montarla. La V muestra de Cine Oscuro, Maldito y de Culto de Exhumed Movies se pone en marcha. Como de costumbre no aparecerá, me sangra el alma ante la estupidez que parecen atesorar los responsables de la cultura aquí o donde sea, en la lista de recomendaciones para el fin de semana (¿…?), ni en las revistas de tendencias cool pero a mi no me importa en lo más minimo. Yo volveré a pasar con la visita del medico (los concis mandan siempre, amigos) y disfrutaré de la compañia y el buen hacer de algunos de los mejores escribidores del asunto del pais, y de poder acercarme a pelis y momentos maravillosos aunque sea frugalmente. El menú que han preparado es antologico.

No les tengo por tontos mis distinguidos lectores, así que no cometan la torpeza de perdersela.

Paco Jiménez
El Rock n Roll es más grande que la vida

Like and comment

Artículo anterior

«Caminos Digitales»

Siguiente artículo

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *