Es curioso, o al menos al que suscribe se lo parece, el advenimiento que la literatura rockera ha tenido en los últimos años. Si están en el negocio desde hace algún tiempo verán que hemos pasado de no tener casi ninguno (libros, digo), a la sobrecarga actual que roza lo absurdo. Desde recopilatorios dedicados a ensalzar las virtudes de tal o cual rockstar, hasta gruesos volúmenes que sirven para relatar una parte de las vidas de aquellos a los que, ah amigos esa es la clave, miramos con admiración/envidia la mayoría de los simples mortales. Editoriales de todo tipo y pelaje se han lanzado a la caza de jugosas biografías, grabaciones, giras o estilos (temporales o no ojo) del planeta musical y por supuesto rocknroller. Y, afortunadamente, en todo este no-movimiento alrededor del culto literato a una parte de nuestros héroes, no se hace distinciones entre artistas de la parte alta de la tabla (¿…?) y lo más underground.

Me piden constantemente algunos amigotes y conocidos que hable de mis libros de rock de cabecera. Madre mía no sabría por donde empezar. Pero, por si les sirve de algo, les mando unas cuantas recomendaciones de algunas cosas que me parecen interesantes y básicas, aunque si les he de ser sincero necesitaríamos veinte textos como este para ni tan siquiera arañar un poco todo el material que hay:

No Wave Post-Punk Underground New York 1976-1980

Compilado por Thurston Moore (Sonic Youth) y el critico músical Byron Coley es una radiografía perfecta de cómo estaba la escena neoyorkina a finales de los 70´s. Tomen nota: Iggy, Richard Hell Lydia Lunch o Jim Jarmusch desfilan por sus paginas.

Señores del Caos (Michael Moynihan y Didrik Søderlind)

En mi modesta opinión este es el vademécum perfecto para intentar entender un poco, si es que esto es posible, todo lo que pasó en el nacimiento de un estilo, el Black Metal, que cambió para bien o para mal todo lo que vino después.

I am Ozzy (Confieso que he bebido). Memorias de Ozzy Osbourne

Tendríamos que vivir varias vidas los firmantes, para acercarnos a una ínfima parte de lo que ha experimentado el colega. Es hilarante leer sus problemas en un pasillo de hotel o lo que se apuesta con Nikky Sixx (otro que tal) en su gira conjunta.

Escupidos de la Boca de Dios. Jaime Gonzalo

Podría citar muchos libros del punk estatal, si nos referimos a Barcelona mi favorito sigue siendo “Que Pagui Pujol!” de Joni D.”, pero La Banda Trapera del Rio es una caso aparte. Léanlo y se harán un favor por que es una de las mejores biografías nunca escritas aquí.

The Dirt. Neil Strauss with Mötley Crüe

Se ha escrito tanto de este volumen que poco puedo añadir. Es tan adictivo como sugerente y una vez lo empiezas, suena a tópico lo se, no puedes dejarlo. Como hacerlo cuando lees cosas de tipos como Tommy Lee o Vince Neil. Un día de estos le dedicaré uno de estos textos enteros a esa banda.

Neither Here Nor There. The Melvins

Libro artístico y álbum de grandes éxitos (¿…?) de Osborne y cia es, simplemente, una maravilla sideral. Lo lanzó la compañía de Mike Patton, Ipecac, y si no lo han visto les animo a que solucionen esto cuanto antes. Espectacular se queda corto.

Por favor máteme, La historia oral del Punk. Legs McNeil & Gillian McCain

A ver por favor seamos serios. Si no conocen este libro ni lo han leído nunca no se que hacen leyendo esto. La biblia del asunto corregido y aumentado varias veces, yo tengo al menos tres ediciones distintas creo, es sencillamente IMPRESCINDIBLE!.

Led Zeppelín: Los dioses del rock. Charles R. Cross

No soy, lo confieso, el más indicado para hablar de la banda. Siempre me ha atraído y fascinado más, es terrible lo sé, lo de fuera (Peter Grant, la locura de sus giras, el satanismo de Page etc…) que los propios discos que hicieron, aún atesorándolos y habiendo cumplido con creces con miles de escuchas. Este volumen es tan espectacular, con fetiches y mobiliaria de todo tipo, que lo prefiero antes que a cualquier otro de las docenas que sobre la banda hay.

Odio Obedecer: la escena alternativa en los 80´s. Xavier Mercadé

Salvando las distancias, no hay nadie más grande que el leones, Mercadé es como Alberto Garcia Alix. De los libros que tiene este me atrapa especialmente por todo lo que rodeó aquella escena.

Nick Cave: Mercy on Me. Reinhardt Kleist

De las ultimas toneladas de cosas que he comprado este es Nick Cave en estado puro. No negaré que me daba miedo, pánico en realidad, cuando me enteré pero cuando te relajas lo disfrutas al máximo.

Kurt Cobain: Diarios.

El 5 de abril de 1994 se pegó un tiro y yo aún no lo he asimilado. Este libro ayuda a sobrellevarlo , pero no mucho la verdad. Ojala viviera aún.

Uff, bueno bastante por hoy.

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.