Entretenimiento

¿Realmente YouTube apuesta por el talento? El caso de Altozano y Calabrés

0

El COVID-19 ha caído como un meteorito en la vida de todos sin excepción. Sin piedad, nos ha dado la vuelta al mundo a modo de profecía “que se veía venir, pero no nos lo creíamos”.

Llegados a este punto ¿Qué hacemos?

Estando dentro del circuito cultural, he visto las redes PLAGADAS de material audiovisual de artistas (siendo el sector cultural uno de los más afectados por las consecuencias del virus). Contenido gratuito que se pide en tiempo de guerra para hacer más llevadera la cuarentena pero que, por supuesto, se olvidará en tiempos de gloria. Pero esto da para otro artículo aparte. La chicha aquí es otra:

Reinventarse o morir, y a veces te sale bien la jugada:

Soy compañera de profesión de David Calabrés desde los ya lejanos 18 años. He tenido el honor de tocar con él en escenarios de renombre, así como en el jardín de mi casa. Le he visto crecer y tomar decisiones complicadas, hacer la maleta y buscarse la vida.

A Jaime Altozano lo descubrí hace un tiempo. Desde el análisis de la banda sonora de Harry Potter, «las emociones de las escalas las 7 escalas modales» hasta «el trap del terraplanismo». Me ganó el corazón (sumado a la chispa de la siempre bellísima Ter, ya ni te cuento). Y es que aquí ya jugamos en las ligas superiores de beatos musicales que han dejado constancia de lo que son capaces de hacer desde la perseverancia.

Pero, por desgracia, necesitas un golpe de suerte en este país. Y, como todo llega en la vida, con Calabrés y Altozano se ha hecho justicia poética. Ambos músicos se han hecho a sí mismos y tantos años de trabajo duro han dado su fruto.

Calabrés, siendo el boom que he vivido más de cerca (#charropride), armado de un background teórico musical y de experiencia en los terrenos musicales más áridos, se encuentra en la encrucijada de ¿qué hago con mi vida? Y el COVID-19 le da una segunda oportunidad mediante la plataforma sobrepasando los 75.000 suscriptores de un día para otro. En paro y de la nada, hoy recibe comentarios de sus guitar heroes y el corredor “se pone en cabeza”.

¿Por qué juntar los apellidos de Altozano y Calabrés en el mismo texto?

Fácil. Además de que son unos divulgadores genuinos que acercan la teoría musical haciéndola accesible para todos, aprovechan la plataforma para crear un foco de conocimiento sano para el que quiera. Siendo honestos, YouTube no brilla por contenido especialmente intelectual, haciendo la excepción justa y necesaria a San Altozano y a contados divulgadores con base rigurosa y fiable.

¿Pero es esta excepción igual para todo el mundo con talento?

Esta respuesta sale de una buena charla con Belial Báez (musicazo con el que también he tenido la suerte de trabajar y que ha vivido más de cerca el tema de las RRSS).

Lamentablemente no. Y es que parece que la plataforma quiere cambiar el foco de los influencers hacia los divulgadores, pero no lo hace bajo los criterios que esperamos oír. Hace unos años, los divulgadores tenían su puesto en el top 10, pero es algo que se apagó con la llegada de la novedad y la avalancha fan. Los divulgadores prefirieron cambiar de plataforma provocando que la superpotencia perdiera una parte significativa de su público. Y claro, la máquina no es tonta y decide premiar vídeos de más de 10 minutos, castigando el clickbait, para tenerte enganchado y consumir tiempo dentro de la plataforma con contenido “de calidad”. Esto es una baza para que un buen generador de contenido dé rienda suelta a su creatividad. Pero esta originalidad se premia por igual a Kurzgesagt así como a videos de Jackass. Entonces ¿dónde está el filtro “de calidad”?

Cabe preguntarse si esto es, al final, culpa del algoritmo o del componente social de Internet. Al final se fabrica aquello de lo que hay una demanda. Y ahí lo dejo.

Pero lo que quiero resaltar en este debate, que bien es aplicable a Facebook o a Instagram (así como el resto de Internet), es el hecho de que en una plataforma así, se le dé una oportunidad a gente que sabe de lo que habla. Quizá no de la manera más justa (económica o cualitativamente hablando), pero a gente como a Calabrés o a Altozano, les ha cambiado la vida (espero que a mejor). Desde aquí, animo a YouTube a que premie más y mejor a estos monstruos. En un futuro, lo agradecerá.

Y no quiero quitarle su mérito al más que agradecido y siempre bienvenido contenido de entretenimiento, pero no nos olvidemos de los que vamos allá del reto de la canela.  No pretendo con esto criticar el trabajo de nadie, pero me duele un poquito cuando veo talento real ensombrecido por un video viral de *inserte cualquier challenge aquí”. Personalmente, a mí me cuesta horrores encabezar mi música por delante de vídeos de “prank a mi novia y pasa esto” o de gente comiendo escorpiones.

Lejos de querer barrer para casa (podría dedicarle otro artículo enterito y exclusivo al contenido de perfiles tan especiales como el de la antes mencionada, insisto bellísima, Ter). Lo que quiero decir es que quizá haya contenido que sea más contundente pero que no alcanza el mismo nivel de visualización que uno de Minecraft. Por eso, me alegra toneladas la estela de estos genios musicales a los que admiro con todo mi corazón de cantante que los ha seguido cual fangirl. Pero me vais a permitir que os diga que es algo excepcional en esta plataforma, la cual está muy lejos de ser justa.

Su caso me recuerda al de mi queridísimo amigo David Ortega (La Armonía Contra Las Cuerdas). Un humilde informático se convierte en el gurú de la armonía y lo peta con un libro (sí, con un libro, el cual guardo dedicado con todo el cariño del mundo). Aún queda esperanza.

Como a Ortega, les deseo lo mejor a Altozano y a Calabrés, y sé que les irá bien porque su talento no se queda en YouTube ni en un libro. Os animo a que os paséis por el canal de Altozano y de Calabrés y que le echéis un vistazo al libro de Ortega.

Que la fuerza os acompañe, ustedes sí han cantado Victoria.

Canal de Jaime Altozano: https://www.youtube.com/channel/UCa3DVlGH2_QhvwuWlPa6MDQ

Canal de David Calabrés: https://www.youtube.com/channel/UCASTF4etltuBwPDPHC7wcIw

 “Armonía Contra las Cuerdas” y Web Guitarmonía, David Ortega:  https://www.amazon.es/dp/1502963892

https://guitarmonia.es/

Victoria Mesonero
Llevo una doble identidad: wonder profe y traductora de día, músico y chica Bond por la noche. Invocadora de tormentas y señora de Robert Downey Jr. Adicta al menta-choc, tanto que quisieron llevarme a rehab y yo dije: no, no, no.

Cómo funciona el Wi-Fi 6

Artículo anterior

Oliver González destruye muros: «No tengáis miedo de hacer lo que de verdad queréis hacer»

Siguiente artículo

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese