Siempre he dicho que los artistas en general, llevamos el patrón de un personaje de Marvel bajo la camisa, por aquello de la doble identidad. De día,  somos la persona con nombres y apellidos para transformarnos por la noche, con poderes incluidos. De ahí el incluir una nueva sección en ésta mi columna de opinión, para conocer gente que de alguna manera u otra, te puede cambiar, o incluso desempañar, el cristal con el que miras a la vida.

Porque nunca, absolutamente nunca, dejamos de aprender, y somos lo que somos por lo que tenemos alrededor.

Y de entre mis personajes favoritos, nos encontramos una rara avis que bien me cautivó, por carácter y personalidad. Ella es Leila Shan.

En primer lugar ¿súper heroína o villana?

-Villana, claramente (risas). Me explico, siempre habrá alguien para quien seas lo peor sobre la faz de la tierra.

Estudiante en UNED, cantante de lírico y administrativa. Todo un pack ¿Cómo es el día a día de Leila Shan?

Largo, muy largo. Y cansado. Eso sí, siempre hay un momento para las risas y el humor, además del cariño. El día comienza con el despertador sonando a las 6:30 y tras pasar por el baño, hay que ponerles el desayuno a los gatos. Luego una ducha, vestirme y salir rumbo al trabajo – colas y retenciones mediante. Al acabar la jornada laboral a veces como en casa de mi madre, otras veces en mi casa o, si me he quedado más tiempo en el despacho, ya empato directamente con los ensayos. Vengo llegando a casa, normalmente, alrededor de las 23:00.

Cuando te conocí no pude evitar pensar en Yoko Shimomura, conocida por sus múltiples trabajos como pianista, directora de orquesta, violinista, y compositora. Aquel directo de la banda sonora de Final Fantasy XV en el Studio One de Abbey Road con la filarmónica de Londres, fue un link que tuve que pegar en tu muro de Facebook con urgencia máxima. Qué significa para ti dedicarte al canto clásico y por qué decidiste enrolarte en este tipo de estudios.

Bueno, desde pequeña la música ha sido parte de mi día a día. Mi padre era un gran melómano y siempre había música en casa. A los 8 años me matricularon en clases de música en el colegio y desde entonces hasta acabar EGB formé parte de la rondalla, del grupo de flauta, el grupo de teatro y el coro del colegio. Y aunque siempre estuve vinculada de una manera u otra a la música, no me involucré de manera tan personal hasta que vi en la universidad un cartel de audiciones para el Coro de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. Han pasado ya más de veinte años. Creo que no decidí nada, como tal. Simplemente se implementó en mi vida como parte de la misma. El Coro de la OFGC es parte de un programa pedagógico, en el cual se imparten clases de lenguaje musical y de técnica vocal, del cual soy deudora.

Da la casualidad que eres de Estudios Ingleses y estudiante de canto lírico ¿Cuál es el impacto de la cultura en los estudios de grado, en tu caso, de lengua literatura y, además, música?

Cuando hablamos de cultura, hablamos de un concepto tan amplio y tan imbricado en todo lo que hacemos día a día, que es difícil responder de manera coherente y no extensiva. La música y el ritmo se hallan presentes en el lenguaje cotidiano mediante la prosodia y la entonación propia, además de entre las páginas de los libros en forma de poesía y prosa. La música inspira obras literarias y viceversa, la relación es bidireccional y además son expresiones de la cultura que tienen en común un grupo de personas o que puede compartirse con otros grupos humanos. La cultura y el arte no son dos esferas que se tocan, sino más bien un universo en el que ambos conceptos están inmersos en un proceso de retroalimentación continua entre sí. Como curiosidad, recuerdo estar estudiando en la asignatura de segundo curso “Literatura Inglesa II” al poeta John Dryden y, al año siguiente, cantar una obra de Händel basada en un poema suyo: “Alexander’s Feast”. Muchas asignaturas, como “Pronunciación de la Lengua Inglesa”, por ejemplo, además de las de literatura, las he podido relacionar con algo que ya conociera de la música o de la historia de la música, convirtiendo los estudios en una experiencia más completa y mucho más satisfactoria.

En tu caso, podríamos hablar de una división cultural entre oriente y occidente. Al ser compañeras de profesión, más encarnada en la literatura en tu caso, me atrevo a preguntarte si te has sentido identificada con poemas del calibre de ‘Wherever I hang me knickers’ de Grace Nichols.

Me he sentido muy identificada con poemas como el que mencionas y con otras obras (feministas, poscoloniales, de diáspora y diversidad…), por supuesto. Vivir a caballo entre dos culturas, si bien una está más presente en mí que la otra, marca tu vida. Como también la marca el ser mestiza y parte de una comunidad en diáspora (estés activamente involucrada o no con ella). Sin embargo, el encontrar que no eres la única que experimenta sentimientos de distancia, diferencia, no encajar, rechazo, problemas de imagen interna, y, sobre todo, el poder apreciar cómo estas otras personas lo expresan y concilian, te ayuda a estar en paz contigo misma y con el mundo. El conocimiento hace que puedas reflexionar y alcanzar un equilibrio que antes no tenías y, en mi caso, creo que me ha hecho crecer como persona.

Imposible no preguntarte por ella. Jane Austen ¿Por qué?

La pregunta sería “¿por qué no?” (risas). Encontré a Jane Austen entre las diversas colecciones de libros de mi madre, un verano de mi preadolescencia del que mi mayor recuerdo es leer volumen tras volumen de manera incansable, y caí rendida a sus pies. Como mujer y preadolescente, sus novelas me parecieron de un romántico encantador. Con los años ese encanto ha mantenido su fascinación sobre mí y, gracias a los estudios en los que hemos sido compañeras, he descubierto nuevas facetas y rendijas por las que escudriñar mejor las obras de una autora que, creo, en el imaginario colectivo pasa por ñoña y facilona, y nada más lejos de la realidad. Janeite forever.

Un súper poder que te gustaría tener, a parte de los que ya tienes.

Me gustaría poder tener el don de la ubicuidad

¿Y una debilidad, tu kriptonita?

¿Una sola? Me lo pones muy difícil… Quizá mi mayor debilidad es querer “ser feliz”.

¿Qué proyectos tienes en mente?

Bueno, actualmente estoy matriculada en un máster, y “a lo grande”, es decir, me he matriculado de un buen número de créditos. El proyecto más inmediato es sacar adelante el curso y disfrutarlo también lo más posible. Además, tengo pendiente escribir un relato por diversión (una apuesta con una amiga) y recuperar progresivamente esta afición por la escritura que he dejado abandonada durante tanto tiempo. ¡Y seguir cantando, mientras el cuerpo aguante! Dentro de la música, este sábado 20 de octubre representamos “La Verbena de La Paloma”, el 30 de noviembre cantamos “Nänie” y “Schicksalslied” en el abono 8 de la programación de la OFGC, dedicado completamente a J. Brahms. Además, tengo un par de proyectos de colaboración como solista para 2019.

Gracias por tu tiempo Leila. La décima no será una pregunta sino una petición: una frase o fragmento que haya sido para ti una lección de vida.

La declaración de la escritora china SKY Lee: “I am a POC (Person of Colour)”. Nunca antes me había considerado a mí misma como una persona de color y el descubrimiento fue como un mazazo en la base de mi propia realidad que me ha llevado a redefinir y redescubrir aspectos de mí misma en los que espero seguir trabajando para mejorar como ser humano.

Una Respuesta

  1. David Mosquera

    Estimada Victoria: no puedo por más que indignarme ante la entrevista que le has hecho a esta señora…no por tus preguntas, sino por el simple hecho de darle cancha a alguien cuyos mayores méritos son adular al director del coro OFGC Luis Garcia para que le dé algún solo, y señalar a quienes no son de su agrado para ser expulsados por este individuo. Te hablo como sufridor de este comportamiento y como representante del Coro expulsado por denunciar la explotacion del coro y las decisiones despóticas del Sr. Garcia y sus “negocietes” musicales al margen del mismo., de los que se benefician cuatro (entre ellos Dña Leyla) Lo que dentro de este coro se vive es un caso de abuso constante en relacion a carencia absoluta de derechos del miembro del coro que es considerado material desechable, trato vejatorio, comportamiento impropio del director(estallidos de furia, reuniones intimidatorias, etc) la emisión de cualquier opinión contraria a los “designios” del soberbio Luis Garcia y su camarilla de aduladores es castigada con “avisos” de expulsión y finalmente la expulsion aduciendo “bajo rendimiento artístico”… mas de 20 compañeros han dicho “adios” al coro por esta y otras razones… Se trata de contratos basura camuflados de beca de estudios o “proyecto pedagógico”..una sirvengonzonería inaguantable. Existen muchos escritos de queja y protesta en el cabildo y la fundación…pero se sigue ocultando. Esto lamentablemente ocurre en muchos otros sitios…http://www.diariolirico.es/ (mire lo que esta pasando con los coristas del coro de la RTVE) un ejemplo más de la indignidad y la existencia del corista “kleenex” de usar y tirar. Si es usted periodista como dice le invito a contactar conmigo y le damos más datos de lo que pasa dentro del coro. Un saludo

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.