Hoy se ha hecho pública la primera imagen obtenida de un agujero negro, gracias al proyecto Event Horizon Telescope.

Pero ¿Por qué es tan importante esta imagen?

Pues bien, su importancia radica en ser la primera fotografía de uno de los fenómenos más desconocidos del Universo. Tanto es así que Carlos Moadas, comisario europeo de investigación, ciencia e innovación, ha asegurado que la ciencia distinguirá entre “el tiempo antes y después de la imagen”.

¿Qué es un agujero negro? Un agujero negro es la compresión de una gran cantidad de materia en un espacio muy pequeño, es decir, una masa enorme en un espacio minúsculo y, por tanto, una fuerza de gravedad descomunal. Tanto es así, que estos fenómenos afectan de manera extrema a su entorno, con un gran sobrecalentamiento del material circundante y deformado lo denominado “espacio-tiempo”.Resultado de imagen de agujero negro teoria

Su origen suele asociarse a la explosión de las estrellas al final de su vida, acumulando mucha materia en poco espacio y comenzando todo el proceso anteriormente mencionado, agravándose paulatinamente por la incorporación de la materia de los alrededores atraída por la fuerza de gravedad alterada que se genera, actuando como un “aspirador”.

La imagen se obtuvo mediante un telescopio virtual del tamaño de nuestro planeta que consiguió, mediante la cooperación internacional conectando los datos de radiotelescopios de ocho países, actuar como un telescopio de una sensibilidad y resolución extraordinarias. Pero todo esto no sería posible sin las supercomputadoras que combinaron los petabytes de información de todos los telescopios bajo el control del Instituto Max Plank de Radioastronomía y el Observatorio del Haystack del MIT.

Lo que se puede apreciar en la fotografía, tomada de la estrella M87, es un anillo que se genera cuando la luz se curva, lo cual coincide con los modelos teóricos e informáticos desarrollados hasta el momento.

Sin embargo, no es algo actual, encajando perfectamente con la teoría de la relatividad general de Einstein.

 

Siendo ésta la evidencia más sólida hasta la fecha de la existencia de agujeros negros supermasivos, no tenemos duda de que marcará la diferencia en el campo de la astronomía y la física.

Ignacio Coll
Estudiante de medicina e investigador biomédico, amante de la divulgación y de la oncoinmunogenética. En guerra contra las pseudociencias y la ignorancia científica. Trabajando para resolver dos grandes enigmas: ¿Qué es el cáncer y cómo podemos acabar con él? ¿Estás listo para descubrir todos los secretos que guarda la naturaleza y como podemos beneficiarnos de ellos?

Festival Luz y Vanguardias Salamanca, del 13 al 16 de Junio

Artículo anterior

Barbacid: los nuevos horizontes

Siguiente artículo

Puede que te interese

1 Comentario

  1. Gran artículo! Y sencillo de entender…

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Ciencia