culturaMúsica

Descubre cómo Rozalén superó relaciones tóxicas y encontró sanación a través de su música

0

Rozalén compartió en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca una reflexión sobre sus experiencias pasadas, marcadas por amores tóxicos más que por maltrato físico directo. La cantante, sin haber sufrido violencia física, reconoció haber caído en un ciclo de humillaciones en relaciones amorosas. Para ella, expresar esas situaciones se volvía difícil sin evidencia física visible.

La artista, honrada como invitada especial en el marco del Día contra la violencia de género, reveló que la creación de su canción “La puerta violeta” fue una experiencia terapéutica. A través de una regresión consciente, la imagen de una pared pintada de violeta la llevó a un prado verde, una inspiración que recuerda con cariño en sus interpretaciones.

La composición de “La puerta violeta”, lanzada en 2017, se convirtió en un himno feminista. Rozalén reconoció la influencia de otras canciones que abordaron la violencia machista, como “Malo” o “Ella” de Bebe, en su perspectiva sobre el tema.

En un encuentro en la Universidad de Salamanca, la cantante compartió espacio con un grupo especial de alumnos de primer grado, quienes, guiados por su profesora Marta, exploraron el tema de la violencia de género a través de la creación de una puerta violeta y reflexionaron sobre sus significados personales.

Rozalén destacó que su canción ya no le pertenece exclusivamente, pues muchas personas le comparten sus experiencias con el machismo al reconocerla en la calle. La cantante reveló haber sido alumna de psicología de género y compartió sus vivencias personales, enfatizando que incluso con conocimientos en la materia, experimentó relaciones tóxicas.

Además, expresó su preocupación por el aumento de casos de violencia de género y la apropiación de su canción en este contexto. Aunque ahora alejada de relaciones tóxicas, la cantautora manchega señaló que aún enfrenta micromachismos en su entorno laboral.

El acto en la Universidad de Salamanca contó con la presencia de Marta del Pozo Pérez, directora del Centro de Investigación en Género, quien reflexionó sobre la ambivalencia de celebrar el Día contra la violencia de género y destacó la importancia del trabajo continuo en este campo.

El rector de la Universidad, Ricardo Rivero, resaltó el papel de la cultura en la lucha contra la violencia de género y el significado de composiciones como “La puerta violeta”, comparándola con obras emblemáticas que transmiten mensajes optimistas y dignifican la lucha por la libertad.

 

Galería completa del evento

Andrés Grande
Informando desde los 14 años. Entusiasta del periodismo, la fotografía y la buena música.

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *