CienciaDosis científicas

Función del grupo hemo y conjugación

0

Este contenido forma parte de la sección Dosis Científicas, en concreto, del especial sobre el grupo hemo. Puedes consultar todas las publicaciones haciendo click aquí.

Función del grupo hemo

Una vez vista la estructura del grupo hemo, hablemos de para qué se utiliza:

Prácticamente en la totalidad de los casos, el grupo hemo va a estar unido a algunas proteínas formando las denominadas hemoproteínas (algunas de ellas son la hemoglobina, la mioglobina, los citocromos o las enzimas catalasa y óxido nítrico sintasa endotelial).

En estas hemoproteínas, tal y como ya habíamos presentado en la definición, el hemo se encarga de recibir o de ceder electrones. Por tanto, primera función: Fuente o sumidero de electrones para reacciones redox (oxidación-reducción).

Esto es algo fundamental en la cadena transportadora de electrones en la mitocondria, durante la respiración celular aerobia.

Pero además, no podemos olvidar que también «es capaz de unir oxígeno (y otros gases) a su estructura»… Ya tenemos la segunda función: Transportador de oxígeno por la sangre desde los pulmones hasta las células.

[El proceso de captura y de suelta de O2 tanto a nivel de los alveolos pulmonares y en tejidos es bastante complejo, y depende de otros factores como el pH, la temperatura, la interacción con otras moléculas y la concentración de monóxido de carbono en el medio…]

Tipos de hemo

El más importante a nivel biológico es el grupo hemo B, que es el que hemos tratado en este artículo.

No obstante, en función de los distintos sustituyentes puede haber otros: hemo C, hemo A

[Aclaración terminológica: Se escriben con mayúscula si se refieren al grupo hemo aislado. No obstante, como ya dijimos, van a estar unidas a proteínas: esas hemoproteínas se denominan con la letra mayúscula]

Importancia de los dobles enlaces conjugados: color y fotosensibilidad

Las porfirinas, tal y como hemos visto en la estructura, poseen 11 dobles enlaces que además, están conjugados y, por tanto, son capaces de absorber luz y producir color.

Todos sabemos que la sangre tiene ese color rojo. Pues bien, es debido precisamente a esa propiedad de conjugación.

Otro ejemplo que encontramos en la naturaleza es el de las hojas verdes de las plantas gracias a la clorofila que poseen (de nuevo, derivado porfirínico).

Pero claro, no todo va a ser tan fácil… Durante la síntesis del grupo hemo no siempre hay 11 dobles enlaces, sino que hay ocasiones en que los compuestos sólo tienen 8: son los porfirinógenos.

A diferencia de las porfirinas, además, los porfirinógenos no tienen dobles enlaces conjugados y, por tanto, no tienen la capacidad de absorber luz ni de producir color.

*En el apartado de las patologías (porfirias) veremos cómo esta propiedad es tan importante para hacer que, en función de que se acumule uno u otro producto de la ruta de síntesis del grupo hemo, los pacientes tengan o no fotosensibilidad y/o daños a la exposición solar prolongada más o menos severos.

Mario Rodríguez
Mi pasión, la música. Mi vida, la ciencia. "No hay pregunta en el mundo cuya respuesta no se pueda expresar bajo el objetivo de la Ciencia".

    ¿Cómo serán nuestros hogares en 2040?

    Artículo anterior

    La app de turismo de Salamanca sitúa a la ciudad a la vanguardia del turismo inteligente

    Siguiente artículo

    Comentarios

    Deje su respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *