Conecta con nosotros

Ciencia

Hallan una nueva especie humana: Homo luzonensis

Tras encontrar en 2007 tres metacarpos en la cueva de Callao (en el Norte de la isla de Luzón, en Filipinas) datados en torno a unos 67.000 años de antigüedad, todo parecía indicar que se trataba de restos de individuos del género Homo, aunque sin poder clasificarlos dentro de ninguna especie.

Tuvimos que esperar 12 años para la publicación de un artículo en la revista Nature donde se mencionaba que tras el hallazgo de nuevos restos en la misma cueva, se podía asegurar que pertenecían a homínidos de una nueva especie que probablemente vivió en la misma época que el Homo sapiens: Homo luzonensis.

Un análisis de los nuevos fósiles encontrados en 2015 y 2017 (los cuales se publican en el artículo citado de la revista Nature) realizado por el equipo encabezado por el paleoantropólogo Florent Détroit del Museo de Historia Natural de París proporciona resultados esperanzadores acerca de la existencia de una nueva especie dentro del género Homo.

¿Qué fósiles se encontraron y cuál fue su importancia para la determinación de la nueva especie?

 

Siete dientes, dos dedos de las manos, dos dedos de los pies y un fémur (prácticamente roto) que provienen de dos individuos adultos y de un niño.

Tras una exhaustiva comparación entre los rasgos fósiles hallados en esta excavación y los encontrados en otras regiones cercanas, los investigadores han podido determinar que estos restos, por mucho que se puedan parecer a los de individuos de otras especies como Homo floresiensis u Australopithecus, realmente difieren en rasgos distintivos como el tamaño de los manos o los pies.

¿Qué implicaciones tiene Homo luzonensis en la teoría sobre la evolución de los homínidos?

Los propios investigadores han preferido ser cautos a este respecto ya que, a efectos de comparación, todavía se necesitarían pruebas genéticas para identificar relaciones con otros homínidos. No obstante, ya por el mero hecho de datar los huesos y dientes en al menos 50.000 años, se puede concluir que fueron coetáneos de H.sapiens, H. Floresiensis y Denisovans (homínidos recientemente descubiertos en China).

”El descubrimiento de Homo luzonensis pone de manifiesto la complejidad de la evolución y la diversificación de los genes del género Homo en las islas del Sudeste Asiático en la época del Pleistoceno”, concluyen en su artículo.

Fuentes del artículo:

Détroit, F. et al. “A new species of Homo from the Late Pleistocene of the Philippines”, Nature  (2019)

Mario Rodriguez

Mi pasión, la música. Mi vida, la ciencia. "No hay pregunta en el mundo cuya respuesta no se pueda expresar bajo el objetivo de la Ciencia".

Añadir comentario

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *








El teléfono plegable de Samsung comienza a romperse

Samsung

Disney+, así es la mayor pesadilla de Netflix

Entretenimiento

Amazon escucha conversaciones privadas con Alexa

Gadgets

Barbacid: los nuevos horizontes

Ciencia

Conecta