Preservar y proteger el pasado es esencial para nuestro futuro. Esta idea es la base del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), la única organización no gubernamental con implantación internacional que se dedica a la conservación del patrimonio arquitectónico y arqueológico.

Arquitectos, arqueólogos, geógrafos, urbanistas y antropólogos— repartidos por todo el mundo- comparten una visión común sobre la protección y la difusión del patrimonio cultural mundial. Las recientes manifestaciones de jóvenes por el clima han puesto de relieve la urgencia de la crisis climática, que también tendrá un efecto devastador en nuestro patrimonio cultural y nuestros monumentos históricos si no actuamos de inmediato.

En colaboración con CyArk, Google ha lanzado «Heritage on the Edge», que traducido como «Patrimonio en peligro», crea una nueva experiencia web que refleja la urgencia de acción contra la crisis climática utilizando como ejemplos cinco enclaves declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta nueva iniciativa ofrece al usuario más de 50 vídeos y documentos, modelos en 3D, rutas virtuales y entrevistas con profesionales y comunidades locales sobre lugares emblemáticos que están amenazados por la crisis del clima. Estos son: los moáis de Rapa Nui (Isla de Pascua), la gran ciudad-mezquita de Bagerhat en Bangladesh, la ciudad de barro de Chan Chan en Perúel castillo de Edimburgo en Escocia y Kilwa Kisiwani en Tanzania.

Las estatuas de la Isla de Pascua, también llamadas moáis, fueron construidas en roca volcánica por la población polinesia entre los siglos X y XVI. En promedio, miden unos 4 metros de altura y pesan 14 toneladas. El aumento del nivel del mar y la fuerza de las tormentas están socavando los acantilados sobre los que descansan estos monumentos. A este paso, los moáis terminarán por caer al mar.

El histórico castillo de Edimburgo es la atracción turística más visitada de Escocia. Sin embargo, se encuentra en situación de riesgo debido al rápido aumento de las precipitaciones y las inundaciones causadas por las aguas subterráneas.

Kilwa Kisiwani, en Tanzania, es el puerto comercial más famoso de la costa suajili al océano Índico. La directora del enclave, Mercy Mbogellah, junto con su equipo, lleva a cabo una labor de supervisión y distintos trabajos para preservar este lugar, que está amenazado por el aumento del nivel del mar, la destrucción de los manglares y acidificación del océano.

Chan Chan, en Perú, es la ciudad de adobe más grande del mundo. Pero se está deshaciendo debido al aumento de las lluvias torrenciales que causa el cambio climático. El problema no se resuelve construyendo tejados. El aumento de la capa freática puede producir un microclima dañino que acabe afectando a la estabilidad estructural de los edificios.

Un modelo en 3D de la Mezquita de las Nueve Cúpulas, en la ciudad-mezquita de Bagerhat, en Bangladesh utiliza una “nube de puntos” para representar su alta concentración de refinados monumentos religiosos y su organización espacial. Por desgracia, los monumentos se están deteriorando rápidamente a causa de las inundaciones de agua salada y la erosión.

Este proyecto es una llamada a la acción. Los efectos del cambio climático sobre nuestro patrimonio cultural son un claro reflejo del impacto que tiene sobre el conjunto de nuestro planeta y requieren una respuesta seria. Las acciones en cada enclave individual pueden reducir las pérdidas a escala local, pero la única solución sostenible es un cambio sistémico y la reducción global de las emisiones de gases de efecto invernadero.

«Heritage on the Edge» habla de pérdidas, pero también de esperanza y adaptación. Nos recuerdan que estos lugares emblemáticos del Patrimonio Mundial son mucho más que destinos turísticos. Son lugares con una enorme importancia nacional, espiritual y cultural. 

Maria González
De pequeña leía el periódico junto a mi padre, ahora redacto junto a mis compañeros. Aficionada del motor y la naturaleza.

    iPhone 12: el lanzamiento más especial de Apple, nublado por la pandemia

    Artículo anterior

    REPORTAJE | Los hitos que han dado forma a Internet en los últimos 25 años

    Siguiente artículo

    Comentarios

    Deje su respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Puede que te interese

    Más en Ciencia