Los océanos abarcan cerca del 70% de la superficie del planeta y son indispensables para preservar la vida terrestre: son los responsables de generar casi la mitad del oxígeno que respiramos, de proveernos de alimentos y recursos para poder vivir y también de regular la temperatura del planeta.

Lamentablemente, el calentamiento global está teniendo un profundo impacto en nuestros océanos. Desde la subida del nivel del mar hasta el aumento de tormentas, estos cambios tienen consecuencias significativas para todos. Por ejemplo, si el nivel del mar sigue subiendo, el agua inundará las principales ciudades costeras como Nueva York o Shanghai, desplazando hasta 187 millones de personas para el 2100.

Desde hace dos años, en Francia, el profesor Ronan Fablet y su equipo de investigadores del IMT Atlantique estudian y realizan previsiones de la influencia que tiene el cambio climático en los océanos. En concreto, los investigadores están elaborando modelos para analizar la dinámica oceánica a partir de datos de teledetección recogidos por satélite. Estos modelos permiten obtener una mejor comprensión tanto del clima terrestre como del impacto que el cambio climático tiene en los océanos, desde las corrientes hasta el aumento de las concentraciones de CO2.

El instituto de investigación IMT Atlantique ha sido galardonado con el premio AI for Earth EU Oceans Award, una iniciativa para organismos de investigación europeos que se centran en los problemas relacionados con los ecosistemas marinos. Las becas del IMT Atlantique ofrecen a los investigadores herramientas de Inteligencia Artificial y recursos Cloud Computing para ayudarles a desarrollar su trabajo. Estas ayudas forman parte del programa AI for Earth impulsado por Microsoft, un compromiso que durante cinco años contará con un presupuesto de 50 millones de dólares y que, en sus dos primeros años, ya ha otorgado más de 236 subvenciones.

“Los datos pueden ayudarnos a conocer la salud de nuestros océanos, incluyendo la temperatura y el aumento del nivel del mar, pero necesitamos la ayuda de la tecnología para convertir dichos datos en inteligencia procesable. Fundamentalmente, la IA puede acelerar nuestra capacidad de observar la dinámica de los océanos y cómo estos están cambiando a nivel mundial” – Ronan Fablet

 

El equipo del IMT Atlantique está utilizando la plataforma de Microsoft Azure para aprovechar múltiples herramientas que sean capaces de generar modelos en 3D de la superficie de los océanos. A su vez, estos modelos están ayudando a validar nuevas teorías y a comprender mejor cómo está cambiando la superficie oceánica. Los responsables del proyecto creen que los conocimientos y la información recopilada ayudarán a los oceanógrafos y conservacionistas a proteger mejor nuestros océanos.

Promover el uso sostenible y la conservación de los océanos es uno de los 14 objetivos de desarrollo de las Naciones Unidas, un llamamiento urgente a la acción para lograr un futuro más sostenible para todos. Por ello queremos recordar a todos el importante papel que desempeñan los océanos en la vida cotidiana. El éxito de proyectos como el de Ronan nos ayudará a entender, apoyar y detener el cambio climático para evitar dañar aún más los ecosistemas marinos de la Tierra, inspirando a otros a utilizar la tecnología para ayudar a salvar nuestro planeta.

Maria González
De pequeña leía el periódico junto a mi padre, ahora redacto junto a mis compañeros. Aficionada del motor y la naturaleza.

    Las dificultades de España para agilizar la Inteligencia Artificial

    Artículo anterior

    Apps que no pueden faltar en el mes de agosto

    Siguiente artículo

    Puede que te interese

    Comentarios

    Deje su respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Más en Tecnología