El patinete eléctrico es uno de los regalos de moda. Basta con pasearse por las principales ciudades Europeas para darse cuenta de que estos dispositivos están en pleno auge. Los usuarios de este nuevo medio de transporte los suelen utilizar para ir al trabajo o incluso para disfrutar con sus amigos o su familia cerca de casa, en el parque o en los carriles habilitados para ello en las ciudades. Se trata de un medio de transporte divertido y original, con un adecuado respeto por el medio ambiente, a la vez que seguro, cómodo y sencillo de conducir.

A la hora de decidir si queremos o no, adentrarnos en este mundo, es importante valorar algunos aspectos:

  • Es fácil de llevar. Los patinetes eléctricos ligeros y especialmente manejables son opciones estupendas para moverse sin miedo. Cualquiera puede aprender a manejarlo porque no requiere de conocimientos técnicos específicos y no son complicados de dominar. Y, desde VDOL, podemos dar fe de esto. (Los utilizamos en nuestro paso por el IFA de Berlín y, sorprendentemente no nos caímos!)
  • Pone a prueba nuestras habilidades. La diversión está asegurada, así como la posibilidad de aprender a utilizar los sentidos y de potenciar la pericia. Su uso aporta autonomía y orientación.
  • Favorece el trabajo psicomotriz. El uso del patinete eléctrico mejora la relación entre el conocimiento, la emoción y el movimiento. En ese sentido, hay opciones con asiento así como complementos para ganar comodidad.
  • Promueve el cuidado medioambiental. El uso de la energía eléctrica hace que estos patinetes sean una opción no contaminante idónea. Se puede cuidar el medioambiente sin perder una pizca de elegancia, ligereza y manejabilidad, como ocurre con este scooter plegable.

Asimismo, se debe tener presente la necesidad del uso responsable y seguro, respetando a los peatones y al resto de vehículos que circulan por la calzada. Hay que adaptar la velocidad del patinete a la del resto de usuarios, e incluso bajarse y caminar si así se evita un accidente. La diversión está garantizada, pero nunca ha de anteponerse a la seguridad.

Jorge Vicente
No importa de dónde vengo ni a dónde voy, sino lo que hago y porqué. Amante incondicional de la tecnología de consumo, el invierno y los sábados. No me preguntes por qué, pero siempre tengo un boli encima.

TRAINING DAY XI SALAMANCA

Artículo anterior

Marcha por la Ciencia

Siguiente artículo

Puede que te interese

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Gadgets