0
Cerca de ocho millones de estudiantes en España volverán pronto a las aulas. Un comienzo de un curso escolar atípico, en un momento difícil  debido al aumento de casos por COVID-19 y superando de manera oficial el medio millón de infectados. 

Hay que destacar la importancia que tiene que tener, el uso apropiado de los distintos tipos de mascarillas en relación a la edad del perfil de la persona que la porta. De manera general, las mascarillas que más se verán en las aulas, serán las mascarillas quirúrgicas o de un solo uso. Será en casos muy concretos en los que lo recomendable sea el uso de las mascarillas de tipo FFP2 o KN95, ya que estas tienen un poder filtrador mayor que las anteriormente citadas. Siempre ha de evitarse el uso de mascarillas con válvula, pues solamente protegen al portador, y no al resto de los alumnos de la clase.

No importa qué tipo de mascarilla sea lo importante es que, siempre que se pueda, se cumpla las diferentes normas que erigen la calidad de este utensilio. Para el caso de las quirúrgicas, han de seguir la norma UNE-EN 14683:2019. Pero, si se decide usar las mascarillas de tela o higiénicas, es imprescindible que en el embalaje de esta, figuren tanto la norma UNE 0065:2020 como el número máximo de lavados que soportan sin perder poder de filtración. Un mínimo que parece lejano en muchos países en vías de desarrollo, en el que la situación económica y sanitaria les impide seguir un control de calidad. En estos países destacan las mascarillas caseras, sin un control sanitario.

En el caso de los adultos, tanto las mascarillas quirúrgicas como las higiénicas, deben ser cambiadas cada cuatro horas. El motivo es claro: la humedad generada por el continuo uso, además del sudor y posibles restos de saliva hace que a partir de las cuatro horas su efectividad contra el virus no sea la apropiada y por tanto no se pueda garantizar su correcto funcionamientos. Por esto mismo, lo mínimo sería que durante una jornada escolar (5 o 6 horas) se usaran dos mascarillas. No se puede obviar el tallaje: lo fundamental es que siempre cubra de manera correcta la nariz, boca y barbilla, y asegurarnos de que quede correctamente ajustada para conseguir el mayor poder hermético y filtrador.

 

 

 

Andrés Grande
"Es una vida muy penosa tener que enfrentarse cada día con una hoja en blanco, rebuscar entre las nubes y traer algo aquí abajo" Amante de congelar el tiempo

Orange anuncia el lanzamiento de su red 5G en cinco ciudades españolas

Artículo anterior

Crónicas Urgentes: día 1

Siguiente artículo

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese

Más en Ciencia