Pago
Las ventas online de Black Friday este año aumentarán un 10% respecto a la pasada edición, según el último informe de Google. En este día, los comercios se llenan de llamativos descuentos que nos animan a comprar y son muchos usuarios los que aprovechan la ocasión para realizar sus compras navideñas.

Sin embargo, el alto volumen de compras a través de Internet que se dan en este día, y en los sucesivos como el Cyber Monday, son una oportunidad que los ciberdelincuentes aprovechan para intentar capturar datos personales, credenciales o dinero para utilizarlos en su propio beneficio o revender a un tercero. De hecho, Entelgy, The BusinessTech Consultancy, ha confirmado que en ocasiones como el Día del Soltero, el Black Friday chino que todos los años marca récords de ventas online, el número de ataques de este tipo se incrementa masivamente.

Especialistas en ciberseguridad nos ofrecen una serie de consejos para que esta jornada nuestro dinero y datos personales estén a salvo:

  • Compra sólo en sitios webs de confianza: con motivo del Black Friday son muchos los comercios y marcas que ofrecen descuentos muy interesantes. Sin embargo, también existen clones de estas páginas que son difícilmente detectables, que aprovechan sus vulnerabilidades para introducir algún tipo de virus. Para evitar sustos, es recomendable escribir la URL directamente en el navegador y, una vez que accedemos, comprobar que empieza con HTTPS (no HTTP) junto con el símbolo del candado al lado.

 

  • Mantén tu dispositivo protegido y actualizado: ya sea un ordenador, tablet o móvil, es muy importante tener instalado un antivirus en los dispositivos que se conectan a Internet y mantener actualizados el sistema operativo, programas y aplicaciones, ya que estas actualizaciones suelen resolver problemas y vulnerabilidades. También es imprescindible utilizar contraseñas seguras y que no sean obvias, que incluyan números, símbolos, mayúsculas y minúsculas.

 

  • Evita las redes WiFi públicas: estas redes WiFi son una puerta de entrada muy accesible para el ciberdelincuente. A la hora de hacer compras online, es recomendable no utilizar estas redes ni equipos públicos y elegir redes privadas para garantizar nuestra seguridad.

 

  • Paga a través de plataformas seguras: el pago con tarjeta o TPV virtual es el método más extendido cuando compramos por Internet, pero también existen plataformas en las que solo tenemos que introducir un usuario y contraseña para efectuar el pago (como PayPal o Google Pay). De esta forma, los datos siempre estarán en una única plataforma. Además, el uso de tarjetas de crédito virtuales también puede resultar útil como doble protección contra ataques y promociones fraudulentas.

 

  • Desconfía de ofertas dudosas o desconocidas: a través de cadenas de WhatsApp o correo electrónico podemos recibir ofertas muy atractivas con grandes descuentos. Sin embargo, este tipo de cadenas suelen ser una trampa con la que los ciberdelicuentes intentarán conducirnos a tiendas online falsas, a servicios de pago fraudulentos o provocar que descargues algún archivo infectado.
Maria González
De pequeña leía el periódico junto a mi padre, ahora redacto junto a mis compañeros. Aficionada del motor y la naturaleza.

    Rayden, la crónica de urgencia

    Artículo anterior

    El peligro de los datos de salud: ¿por qué son tan importantes?

    Siguiente artículo

    Puede que te interese

    Comentarios

    Deje su respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Más en Black Friday