Dorian es una de esas bandas que, a mi gusto, mejoran en directo. La puesta en escena y los elementos que usan en sus directos están muy a su favor.

Empiezan el concierto con un tema de bienvenida, y seguido de una tremenda explosión de confetti. Muy inesperado. Seguimos y me declaro fan de la manera en la que diseñan su play set. Suena Hasta que Caiga el Sol y me empieza a poseer con su mensaje.

Hubo tiempo para reivindicaciones, y para eso está Justicia Universal, que además, da nombre a su álbum de 2018, haciendo un guiño al problema del cambio climático y cómo necesitamos trabajar para, ya no eliminarlo, sino reducir sus consecuencias. Un placer escuchar La Isla, el sencillo lanzado este mismo 2019.

Después de que anunciaran la proximidad del final, sonó un enorme A Cualquier Otra Parte que me enamoró. Además, era la versión original de El Futuro No Es De Nadie (2006) y eso fue lo mejor. Para colmo, el final de este tema estuvo acompañado de otra lluvia de confetti al grito de A Cualquier Otra Parte. Pelos de punta.

Ponemos broche final al concierto con su himno, Tormenta de Arena, llevándose a toda la plaza consigo e incluso a la mayor parte de gente acreditada del foso. He de confesar que me arrastraron y volví a caer.

Jorge Vicente
No importa de dónde vengo ni a dónde voy, sino lo que hago y porqué. Amante incondicional de la tecnología de consumo, el invierno y los sábados. No me preguntes por qué, pero siempre tengo un boli encima.

Las gafas que te cantan

Artículo anterior

Crónicas Urgentes Ferias 2019. Miércoles, Salamanca.

Siguiente artículo

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese