El Alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha presentado en Madrid el programa de la edición 2018 del festival Luz y Vanguardias que volverá a encender las noches salmantinas del 14 al 17 de junio.

Por tercer año consecutivo, el apoyo del Ayuntamiento y la colaboración activa de Iberdrola, en su apuesta por llevar la cultura y el arte de vanguardia a los territorios en los que opera, han posibilitado la celebración de este festival, que es ya la principal cita nacional y uno de los eventos clave del calendario internacional del arte de la luz, que combina el vídeo, las proyecciones y la instalación para la creación de las obras.

Fernández Mañueco ha destacado que el festival de Luz y Vanguardias consolida la ciudad como un referente en el mapa mundial de las vanguardias y potencia la marca Salamanca. Ha asegurado que es una actividad que cohesiona la ciudad y está abierta a todas las personas. Supone, además, una oportunidad económica porque aumenta el número de visitantes.

La conmemoración de los ocho siglos de la Universidad de Salamanca y el trigésimo aniversario de la designación de Salamanca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad estarán presentes en el festival de Luz y Vanguardias, que, en palabras del alcalde, proyecta la ciudad al futuro desde su pasado, desde sus raíces e historia.


Cuatro noches para descubrir una Salamanca mágica

Desde la noche del jueves hasta la del domingo, salmantinos y visitantes podrán disfrutar, mientras pasean por las calles, del arte de la luz presente en algunos de los monumentos y espacios más emblemáticos de la ciudad en un espectáculo abierto y gratuito.

Luz y Vanguardias cuenta con cuatro secciones: la muestra de artistas invitados, el Concurso internacional de video mapping en el que compiten artistas independientes, colectivos y estudios especializados; la exhibición de jóvenes creadores de las dos universidades de Salamanca y la sección +Luz con una programación paralela propuesta por cinco espacios artísticos salmantinos.

El festival cuenta para esta edición con una nueva comisaria, Lorena Martínez de Corral, que se ha encargado de la selección y coordinación de los cuatro artistas invitados con la premisa de mostrar las distintas tendencias, técnicas y conceptos del arte de la luz contemporáneo.

Así, el artista de origen escocés residente en Finlandia, Charles Sandison presentará su obra en el exterior de la Catedral Nueva; la creadora hispano-mexicana Darya von Berner transformará la fachada de la Universidad de Salamanca en el Patio de Escuelas; el vallisoletano Eugenio Ampudia, galardonado en la última edición de ARCO, actuará sobre la arquitectura plateresca del Convento de San Esteban, mientras que un nuevo espacio del festival, el recientemente restaurado Palacio de Monterrey, servirá de lienzo para el rompedor artista cántabro Juan López.

“Creo que la calidad del elenco de esta edición de Luz y Vanguardias demuestra la consolidación del festival entre una comunidad creadora nacional e internacional deseosa de aprovechar las posibilidades únicas de interactuación con el patrimonio y con el público que brinda este evento y la ciudad donde se celebra”, valora Lorena Martínez del Corral.

Para Alberto Mariñas, director de Luz y Vanguardias, “con la incorporación de Lorena como nueva comisaria mostramos la voluntad de evolución constante del festival, que nos permite explorar, cada año, nuevas y variadas sensibilidades artísticas”.      

 

Un concurso cada vez más popular

La fachada del Ayuntamiento, en la icónica Plaza Mayor, volverá a acoger este año el Concurso internacional de video mapping. Un jurado profesional fallará el premio absoluto, dotado con 15.000 euros. Este año, el Ayuntamiento de Salamanca concederá además un premio especial de 5.000 euros con motivo del 800 aniversario de la Universidad de Salamanca. Por su parte, el público podrá votar en la página web www.luzyvanguardias.com su obra favorita que recibirá un premio de 3.000 euros.

A la espera de que se anuncie en las próximas semanas la preselección de participantes en el Concurso, el interés despertado por el mismo se ha disparado exponencialmente con más de cien peticiones de información por parte de artistas y estudios procedentes de 38 países de todo el mundo, una muestra más de la consolidación nacional e internacional de Luz y Vanguardias, tras el éxito de sus dos primeras ediciones.

Una importante contribución a Salamanca

El festival tiene una importante contribución directa sobre la economía salmantina. Por ejemplo, la ocupación hotelera aumentó en 2017 un 18% respecto al mismo fin de semana de 2015 cuando aún no se celebraba el festival. A esto hay que sumarle la repercusión mediática y en redes que convirtieron a Salamanca en protagonista durante esos días.

En su tercera edición Luz y Vanguardias tratará de reeditar y superar el éxito de una propuesta que permite revisitar la belleza de una ciudad patrimonio de la Humanidad bajo la luz de las últimas tendencias artísticas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.