0

Hace muy pocos días desde que cerramos la edición de este año del Mobile World Congress. Este año, la tendencia ha sido, sin ninguna duda, la conexión 5G. Muchos años se ha tratado este tema en el congreso, pero nunca habíamos estado tan cerca. Las principales firmas de tecnología han presentado sus nuevos terminales con conectividad 5G y llega el dilema; ¿debo comprarme un móvil 5G?

La respuesta, desde el punto de vista de VDOL es; no. Pero podría haber un espacio para un pequeño «tal vez».

Las grandes promesas de las compañías tecnológicas sobre la 5ª generación de comunicación móvil son suposiciones. Sobre el papel todo es fácil y rápido de realizar. Pero la realidad supone una inversión alta por parte de las operadoras en infraestructuras. El punto principal que debe guiar tu decisión es la ciudad en la que vives. Tan solo las ciudades importantes de España (Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, etc…) podrían tener cobertura 5G en los próximos 2/3 años.

¿Cada cuánto cambias de teléfono? Si eres de esos que cambian de móvil cada 1 o 2 años, es completamente absurdo adquirir un teléfono 5G, no vas a tener suficiente tiempo para que llegue la infraestructura a tu ciudad. Por el contrario, si se da el caso de que vives en una ciudad grande y cambias tu móvil cada 3 o 4 años, puede (y solo puede) que merezca la pena invertir un poco más en un móvil 5G, pero es raro ver gente que esté tanto tiempo con el mismo terminal.

El último aspecto, pero muy relevante que puede afectar tu decisión es: ¿cuánto merece la pena la diferencia de velocidad? Las principales utilidades de esta tecnología están enfocadas a dispositivos externos: drones, ordenadores, coches, redes interconectadas, etc… pero una parte importante también es la velocidad de navegación en internet y la visualización de contenido en streaming. La posibilidad de ver contenido en 4K a tiempo real y de usar la nube a una velocidad impresionante es muy atractiva. Sin embargo, es el turno de las empresas. Son ellas las que de verdad pueden hacer de esta tecnología algo muy útil, pero todavía quedan años para ver esto en la realidad.

Es el momento de replantearse si invertir en un móvil 5G merece, o no, la pena. Con suerte, en cinco años este dilema será parte del pasado.

Jorge Vicente
No importa de dónde vengo ni a dónde voy, sino lo que hago y porqué. Amante incondicional de la tecnología de consumo, el invierno y los sábados. No me preguntes por qué, pero siempre tengo un boli encima.

A estas alturas, ¿podemos vivir sin internet?

Artículo anterior

El fraude de los antivirus para móviles: la gran mayoría no sirven para nada

Siguiente artículo

Puede que te interese

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Tecnología