MúsicaOpiniónSociedad

¿Y ahora… qué? La escena musical post-pandemia (Parte II)

0

Hace unas semanas en La Opinión de Murcia se publicaba un texto, “La Escena Musical pide paso en 2021 (I)” 01.01.21, en el que, cito textual: “…hemos reunido a distintos actores de la escena musical para conocer sus análisis, sus previsiones, sus desafíos para 2021”. Entre los diversos entrevistados, Eugenio González (Responsable de comunicación y programación de la Mar de Músicas y Cartagena Jazz Festival) dejaba un argumento para la reflexión a la pregunta de “¿Cómo se presenta 2021?, y no quisiera empezar sin citarlo aquí.

Decía el hombre, y permítanme que por su interés lo transcriba casi todo, que “No pensemos que vamos a disfrutar de la música como hemos hecho hasta ahora, rodeados de desconocidos, con nuestra cerveza en la mano y bailando. Hasta 2022 no creo que disfrutemos de la música como lo hacíamos en la anterior normalidad.”.

En mi modesta opinión más vale que nos vayamos haciendo a la idea.

Y es que un servidor ya lo alertaba en la anterior entrega de estos textos. Me refiero claro a la catarata de cancelaciones que nos viene en forma de festivales, y  si ponemos el foco en las salas (la sangría de estas es sencillamente terrorífica), y en locales con programación semanal o mensual, por desgracia, no tiene mejor pinta. A mi entender será un año para la contratación publica, me refiero a ayuntamientos y demás, que serán casi fijo los únicos que podrán hacer cosas, como también dije con formatos pequeños e íntimos con todas las medidas sanitarias y con ciclos o festivales minúsculos, y con la vista puesta en la segunda parte del año ya, ojalá, con vacunación masiva y mejores garantías.

Un apunte sobre esto.

Imagino que habrán visto la polémica que ha rodeado al gigante Ticketmaster con la obligatoriedad de tener los certificados y los test de vacunación para acceder a sus conciertos y eventos. Desde la compañía se han hartado a desmentirlo cuando el rumor (o el globo sonda, vaya usted a saber) corrió como la pólvora por la red.

Veremos.

Esta semana Roselyne Bachelot, a la sazón ministra de cultura de Francia, confirmaba  que van a experimentar con conciertos en los que haya personas sanas e infectadas juntas, para ver si se pueden celebrar eventos como los de antes.

Un dato antes de seguir.

Esta misma ministra levantaba las iras de los organizadores de festivales en su territorio al restringir a, agárrense amigos, solo 5000 pax (y sentados!!!) con la consabida distancia social, sin acceso a bares restaurantes etc. y con mil medidas mas, los grandes eventos (les pongo por ejemplo el Hellfest por citar alguno) del país. No seré yo quien niegue que haya que hacerlo así, pero también puedo entender que quienes montan festivales de esa envergadura, digan que ni por el forro. Por cierto que, tome nota quien corresponda, les han dado un fondo de 30 millones de euros por las perdidas.

A mi me es imposible aventurar si alguna de esas pueda ser la solución.  Pero desde luego el hacerlo a la fuerza, no citaré aquí el asco que me da ver como la cultura agoniza mientras unos cuantos estúpidos montan mierdas ilegales, no creo que lo sea.

Foto: Víctor J. Fry.

Paco Jiménez
El Rock n Roll es más grande que la vida

¿Y ahora… qué? La escena musical post-pandemia (Parte I)

Artículo anterior

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *