CrónicasSalamanca

Crónica de CARIÑO

0

Por más vueltas que le doy no podría imaginar una tarde de sábado mejor en la (¿…?) nueva normalidad.

Y les ahorraré el trago de recordarles aquí la que tenemos encima porque no creo que sea necesario. Con las nuevas medidas en marcha, me refiero al consabido toque de queda que empezaba a añadir además a las que ya teníamos, escabullirse de la cruda y terrible realidad durante un rato rodeado de la claridad y simpleza de unas pocas canciones de Pop parece el ejercicio ideal.

Escribía Raúl Guillén en su critica del concierto de las protagonistas de la tarde en la Sala But de Madrid para jenesaispop.com hace unos meses una sentencia muy atinada en mi opinión. Según el Cariño “son espejo de una generación que no acuñaría el termino tontipop”, y venía a cuenta de que en su opinión tal vez haya quien no valore al trio madrileño por hacer algo que ya se ha hecho. Y es que el naif y bonito (disculpen, es que no hay otra palabra mejor para definirlo) pop de libro que practican las de Madrid, es susceptible de convocar a algunos de los nombres que poblaron esa etiqueta (que era despreciativa entonces, ojo no así hoy en mi opinión) en los 90’s, y como tal alguien puede cometer la torpeza de menospreciarlo.

Craso error amigos.

En mi parecer hay más que una banda que podría formar un doble cartel explosivo con pongamos Los Fresones Rebeldes, como cualquiera habrá podido comprobar escuchando sus canciones, yendo a sus conciertos (hasta el parón por las circunstancias actuales tocaban en loop sin parar) ó, pongamos atención a esto, mirando el cancelado line up de Coachella de este año (y los de AEG Live pueden ser muchas cosas, madre mía que lo son, pero no se pierden detalle de todo lo importante que está pasando en el mundo, y no hará falta que les recuerde quien estuvo allí del suelo patrio la ultima edición). Dan la impresión de estar en primera línea para ir directas a la cresta de la ola con el apoyo incondicional del público más joven que adoran sus temas, los mismos no se equivoquen que han encumbrado otros nombres ilustres como sus compis de beef Carolina Durante ó Confeti de Odio, y lo hacen además con una carrera relativamente corta hasta ahora.

Me sorprende que no llenen, recuerden dónde estábamos y el miedo que actualmente nos atenaza aunque ir a conciertos sea una actividad segura y maravillosa, pero también me ilusiona mucho ver a la gente que logran congregar moverse y amagar bailes (controladísimos eso sí) en sus asientos mientras suenan píldoras refrescantes de vida feliz desde que arrancan con “Canción de Pop de Amor” y María Talaverano, Paola Rivero y Alicia Ros llenan con algo de alegría unos tiempos, ay, aciagos.

De ahí el final un set-list que pasó en un instante, “Momento Inadecuado” “Todos Los Días”, la revisión del “Llorando en la Limo” de Tangana que han hecho suya ya, “Te Brillan” o la fresquísima “Modo Avión” por citar algunas de un bolo tan agradable como corto en el que el único pensamiento posible que cabe es que ojalá pudiéramos haberlo disfrutado como antes.

Un poco de luz en días oscuros.

Foto: Victor J. Fry

Paco Jiménez
El Rock n Roll es más grande que la vida

TOAST: la armonía entre la tecnología y la madera

Artículo anterior

Los ciberataques que podrían cambiar el curso de las elecciones en EEUU

Siguiente artículo

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *