QuarantineSalamanca

Kritter

0

Van los tipos y sacan nuevo álbum. Veamos la cosa si les parece:

Grabado a caballo entre dos estudios, Golden Jack Studios de Coímbra y Baboon Records de Albacete, y con dos productores, João Dourado y Juanan López (como es posible que todo este lío no les haya estallado en la cara, es un misterio) y tras cuatro años de espera para la vuelta a la actualidad discográfica de la banda facturan, sin ninguna duda, algunos de los momentos más inspirados e importantes de su historia en un álbum sin concesiones.

Desde que lo abre esa hiriente barbaridad que es “Your Sacrifice” el disco planea entre los grandes pilares que han lucido a lo largo de su carrera, la base rítmica demoledora, las guitarras corrosivas y durísimas, pero esta vez compartiendo protagonismo con la acertada entrada de los teclados (muy atinado Rodrigo Borrego a lo largo de todo el disco) pero sobre todo apoyándose en la voz versátil y poderosa capaz de albergar múltiples registros de un Gabriel Wolfsherz en estado de gracia absoluto.

Lleno de matices y totalmente recomendable en escucha de principio a fin, los sonidos de los riffs centrales de “Pretty Harlot” son inmensos pese a su brevedad,  las dobles texturas en la voz de entrada y el intensísimo desarrollo luego del tema en “Ashes of a Life”, la épica de batalla de “Duality”, la abrumadora pesadez que exhibe el trabajo guitarrero de “Behind Your Mask” con el añadido de los aires de reserva navajo que flotan en un pre-chorus genial (con un susurrante Fuck Off en bucle hasta que se acelera el tema que puede ser uno de los instantes del álbum), o el hipnotizante ritmo de colisión de accidente de carretera de “Live in Heaven, Live in Hell” preparan para la sorprendente irrupción de un “8 Millions Of Gods” en mi modesta opinión uno de los mejores temas que han compuesto y una montaña rusa de emociones y cambios magistrales (no se pierdan las delicadas y emocionantes texturas que alimentan algunas partes de la canción)  llenos de recovecos y curvas con un final antológico.

Tan simple como la mejor colección de canciones que han compuesto nunca.

Imprescindible, sí.

 


Foto de Roberto Gallego.

Paco Jiménez
El Rock n Roll es más grande que la vida

Así es el virus informático que ha intentado tumbar los hospitales españoles

Artículo anterior

VÍDEO | Así ha sido el programa en directo VDOL Live Show con seis invitados

Siguiente artículo

Comentarios

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *