Connect with us

Cine

La industria cinematográfica, inconcebible ya sin drones

En los últimos años el uso de drones, también conocidos como vehículos aéreos no tripulados (VANT), se ha multiplicado, y es que, a pesar de que inicialmente eran empleados como una forma de distracción o hobby, hoy en día cada vez son más los sectores que se benefician de su uso dadas las múltiples ventajas que presentan. Los drones son empleados para cosas tan variadas como la mensajería, la vigilancia, la cartografía, el cine y un largo etcétera. “Hasta hace algunos años no existía una legislación propia, por lo que su uso en el sector cinematográfico era más limitado. Pero ahora que ya existe, se puede decir que en lo relativo al cine los drones tienen un gran potencial que durará muchos años” indican desde Montsia Dron Films.

Y es que los VANT son una herramienta perfecta para el cine. Permiten grabar escenas imposibles a costes mucho más reducidos que por ejemplo, utilizando un helicóptero. Además, las posibilidades que ofrecen no tienen límite pues permiten grabar planos tanto a ras de suelo como a elevadas alturas, así como pasar a través de puertas y ventanas y grabar sobre el agua, planos que con otros medios serían muy difíciles e incluso imposibles de conseguir.

Los drones se utilizan en la industria cinematográfica desde hace años, producciones pioneras en su utilización con resultados impresionantes son, por ejemplo, James Bond Skyfall, Mercenarios o El Lobo de Wall Street. A partir 2015 el uso de drones se extendió en vista de los fotogramas que iban consiguiendo. Muestra de ello son películas como Capitán América, Los Vengadores o Jurassic World o series que cuentan con tantos adeptos como Juego de Tronos o Narcos. A día de hoy ya no se concibe el cine sin el uso de VANT.

Montsia Dron Films afirma que “es tal la aceptación de los VANT por parte de la industria cinematográfica, que existen películas grabadas íntegramente con drones e incluso cuentan con sus propios premios con distintas categorías”.

Y es cierto. El Flying Robot Internacional Film Festival, nacido en 2015, está abierto tanto a profesionales como a aficionados que pueden presentar sus trabajos a través de seis categorías distintas: Cinematográfica, Drones para el bien, LOL WTF, ¡Lo he hecho yo!, Estudiante aéreo y Deportes aéreos.

En definitiva, la presencia de los drones en la industria cinematográfica ha traído consigo un amplio abanico de posibilidades, en donde las limitaciones radican solo en la imaginación de cada uno.

Andrés Grande
Written By

"La verdad lo conquista todo por eso no me pongas freno, no puedes, SOY IMPARABLE. Seguidor de la tecnología, la fotografía y la vida."

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Así son las tendencias y predicciones tecnológicas para este año

Tecnología

GALERÍA: Cabalgata de Reyes Salamanca, 2019

Salamanca

Así es “Bandersnatch”, la producción de Netflix donde tú eliges la historia

Entretenimiento

Qué ha sido lo más escuchado en Spotify este 2018

Apps

Connect